SELECCIONE SECCIÓN
Drenaje
Obra civil
Pintura bituminosa
Láminas impermeabilizantes
Geotextiles
Separadores para pantallas y pilotes de hormigón
Juntas
Geomallas de refuerzo
Geomallas para firmes
Mantas de bentonita
Geoceldas
Geomallas antierosión
Mallas de triple torsión y gaviones
Hitos disuasores de animales salvajes
Fibras
Impermeabilización con poliuretano
Resinas de inyección para obturación de vías de agua
Sistema de encapsulado de la uralita
 

 

     
  Geomallas de refuerzo  
     

RETOPGRID

En general, la función de las geomallas de refuerzo es la de mejorar la distribución de cargas, evitar los asientos diferenciales y colaborar con el terreno donde se integran para mejorar sus características mecánicas: mayor capacidad portante y mejora del coeficiente de rozamiento interno.

Las geomallas trabajan de formas distintas:

.- A tracción: Dependiendo de las características del terreno donde se instale se deberá elegir la adecuada resistencia a tracción del producto, porque normalmente ésta marcará el punto de rotura de la malla una vez instalada. La resistencia a tracción de una geomalla quedará definida por el material que la forme y por su proceso de fabricación.

.- Por trabazón (interloking): El aumento del coeficiente de rozamiento interno de los suelos donde se instalan geomallas se debe al trabazón que se produce cuando los agregados del terreno (guijarros, piedras, rocas...) se introducen entre la cuadrícula de la malla.

Las mallas de refuerzo RETOPGRID se comercializan en poliéster, polipropileno y de polietileno.

.- Poliéster. Estas geomallas de refuerzo están formadas por hilos de poliéster recubiertos de PVC que forman un mallazo cuadrado. Soportan tracciones muy altas con deformaciones bajas. Tienen un buen comportamiento a fluencia y trabazón. Es muy importante que tengan un recubrimiento de PVC para protegerlos de los ambientes básicos (presencia de hormigón), que son muy dañinos para el poliéster. Se utilizan para la construcción de muros de tierra reforzada, muros verdes, restitución de taludes o para el refuerzo y estabilización de suelos.

.- Polietileno. Son geomallas de refuerzo uniaxiales formadas por polietileno de alta densidad (PEAD) con aperturas alargadas y rectangulares. Soportan tracciones altas en una sola dirección con deformaciones muy bajas. Tienen un excelente comportamiento a fluencia y trabazón. Se utilizan, sobre todo, en muros de tierra reforzada, muros verdes y restitución de taludes.

.- Polipropileno. Son geomallas de refuerzo biaxiales formadas por polipropileno con aperturas cuadradas. Soportan tracciones altas en dos direcciones con deformaciones muy bajas. Tienen un excelente comportamiento a fluencia y trabazón. Se utilizan, sobre todo, como refuerzo y estabilización de suelos.

     
 
 
 

Retop © - Todos los derechos reservados
Diseño web ArtVisual